Notre histoire

Share

En el año 2010, un grupo de amigos universitarios, en la actualidad profesionales en área de comunicación para el desarrollo, realizaron un proyecto de trabajo social en la comunidad de Tankarpata como parte de sus prácticas universitarias. Al finalizar sus prácticas, decidieron continuar con el proyecto debido a los múltiples problemas causados por las desigualdades económicas y sociales. Con el objetivo de ayudar y contribuir a mejorar el desarrollo de la comunidad campesina de Tankarpata, nos constituimos, a finales del año 2010, como una asociación civil sin fines de lucro. Cooperarperú nació gracias a la ambición, motivación y convicción de nuestro grupo de amigos de poder motivar a las comunidades de los alrededores de Cusco de utilizar todo su potencial para mejorar su calidad de vida.

Nos enfocamos en un primer lugar en la educación y la niñez ya que consideramos que en ella se encuentra la mayor clave del desarrollo. Abrimos un centro de apoyo escolar y actividades lúdicas en la comunidad de Tankarparta con el objetivo de prevenir el fracaso escolar, facilitando oportunidades de aprendizaje y acompañamiento para niños socialmente excluidos y candidatos a abandonar sus estudios. En efecto, a pesar de su gran vivacidad, su desarrollo se ve muy a menudo afectado por sus condiciones de vida. Escaso acceso a servicios de salud, educación, agua potable, alcantillado, electricidad, problemas de alcoholismo, violencia intrafamiliar, trabajo agrícolo o de venta informal en la ciudad para participar al mantenimiento del hogar… Así pues, nos dimos rápidamente cuenta que para mejorar las condiciones de vida de nuestras comunidades rurales tendriamos que impulsar proyectos en diferentes áreas. Viendo el éxito de nuestro proyecto educativo en Tankarpata y gracias a la participación de muchos voluntarios, ampliamos nuestro campo de acción. Trabajamos hoy con más de 6 comunidades en tema de educación, salud, desarrollo sostenible y desarrollo económico-comunitario.